La sexualidad tántrica es la vivencia del sexo sagrado como un momento en el cual la pareja de amantes se asemeja a Dios.
Nada tiene que ver con posturas o gimnasia erótica, ni con controlar y/o retener energías, sino con aprender a fluir con el movimiento de la existencia.
¡Feliz unión!