Usa tu mesa del comedor tanto como te sea posible.
Hoy en día hemos olvidado que comer con otros crea un lazo único.
La palabra compañero viene del latín “cumpanis”, que significa compartir el pan.
Da las gracias por los alimentos y estarás creando más bendición.
Para la armonía familiar mantén sobre la mesa una frutera con ocho peras o naranjas frescas.
fotógrafo: María Elena Quiroz