La luna llena acaba de entrar en Piscis y esta noche es especial!!! Vibracionalmente hay mucha inspiración y conexión espiritual, y los próximos días siguen magnéticos para conectar con  nuestro ser superior, ver debajo del agua, estar muy atentos a los sueños que nos hablan, confiar más que nunca en nuestro tercer ojo!

Sesiones personales de TAROT CONSCIENTE

Conéctate con este libro de sabiduría revelada que es el Tarot. Date cuenta de cómo vas construyendo tu día a día, a través de tu
s acciones, pensamientos y emociones.

La lectura del Tarot te hace consciente de tus procesos internos y como éstos se manifiestan en los distintos aspectos de tu vida.

Duración de 1 hora aproximadamente. Valor: $20.000

PEDIR HORA AL CORREO:

[email protected]

¿Sabes qué es una Lectura de Tarot Consciente?

 
Un auténtico tarotista no juega un papel de vidente, lo que hace es reposicionar a la persona que le entrega su confianza, y contrariamente a lo que se cree, no le muestra un camino predeterminado, sino que lo confronta para que encuentre de nuevo la fe en sí mismo.
¿Sabes que somos hijos de un linaje divino y no esclavos del destino?
¿Reconoces que tenemos libre albedrío, y que  son nuestras elecciones las que nos demuestran el tipo de personas que queremos ser?
Podemos elegir cómo vivir hoy en nuestras vidas, construyendo nuestro futuro, pese a los condicionamientos de nuestro pasado, siendo día a día los únicos responsables de nuestra felicidad.
“Somos lo que somos por lo que fuimos; seremos lo que seremos por lo que somos” era una premisa que se repetía a diario en la escuela esotérica en la que me formé.
Hoy me gustaría hablarte sobre una lectura de Tarot Consciente, en la que, a través del ejercicio de esta disciplina de lenguajes simbólicos,  el tarotista te mostrará energías que pueden indicar cursos de acción, pero hará hincapié en que finalmente eres tú,  el consultante, quien tiene el poder de seguir o no esos cursos, y así decidir en su vida.
De este modo, una lectura de Tarot Consciente siempre subrayará que el futuro no está escrito, ya que no es más que la consecuencia de las acciones de nuestro presente.
Un buen tarotista no se desvelará por ser ciento por ciento asertivo(a) en sus predicciones (aunque a veces si lo sea), pero sí será muy responsable y cuidadoso con la información que entrega a la persona que tiene enfrente y que ha venido en busca de ayuda y orientación.
Es dentro de este marco ético donde me gusta situarme. Así, no me gusta leer el Tarot a menores de dieciocho años, aunque vengan acompañados de un adulto. Tampoco me siento cómoda interpretando ni respondiendo consultas relativas a la salud física o a enfermedades de cualquier índole, ya que entiendo exceden el campo de mis competencias. En relación a las embarazadas, una maestra me enseñó, que  el bebé es un ser vulnerable, todavía en formación, quizá aún decidiendo su proyecto en este plano. Por esta razón, que creo y comparto, prefiero pasar (aunque si la madre está embarazada y no lo sabe, lo más probable es que su gestación aparezca en la lectura y siempre es lindo dar esta buena noticia). También me reservo el derecho a no responder preguntas referidas a terceras personas que no estén directamente conectadas con el consultante y su problemática, pues entiendo que cada quien vive en sintonía a lo que su alma necesita, de acuerdo al perfecto plan divino, en orden divino, justicia divina y amor divino.
No soy vidente, pues si lo fuera no necesitaría del Tarot. Soy intérprete de símbolos y hago lecturas que intentan llevar al consultante al plano del hacer consciente.
De más está decir que no leo el Tarot a escépticos que busquen ponerme a prueba, ni a quienes desacrediten este Sagrado Oficio, y que absolutamente toda la información proporcionada por el consultante, antes, durante y después del momento de la consulta, es de carácter estrictamente confidencial.
Es un gran maestro el Tarot. Entre otras cosas  me enseñó que si quieres que tus sueños se hagan realidad…sólo debes despertar.
 
Ilustración: Alicia, de Maggie Taylor.