¡Cuánta energía de cambio se siente! ¡Dejamos atrás milenios, tejiendo nuevas conciencias!

Nos invito a todos a tener una visión positiva en estos tiempos, que si bien nos traerán una nueva tierra, en el corto plazo serán difíciles: Durante todo el 2020 transitaremos cambios políticos, sociales, religiosos, climáticos. Vendrán nuevas ideas en lo que conocemos como familia, como pareja.

El viernes pasado, al mismo tiempo que vivíamos el eclipse, Urano en Tauro se ponía directo. Y hoy domingo, con la conjunción partil de Plutón y Saturno en Capricornio, estamos siendo muy regalados, para hacer las transformaciones energéticas y planetarias, que necesitamos como humanidad. Pues nos guste o no, todo lo que hasta ahora sentíamos como estable, se va a mover.

En las consultas de Tarot y Registros Akáshicos, entre jueves y viernes, escuché mucha gente en crisis, en finales y desenlaces. Y eso es muy bueno, pues para que nazca la criatura, debe romperse la fuente (alguien a quien quiero mucho, dice que la fuente ya se rompió).

¿Cuán dispuestos estamos a rendirnos, a dejar ir? ¿Qué miedos, estructuras, mochilas podemos soltar para ir a una nueva versión de nosotros mismos? Cuánto más resistencia y rigidez pongamos (Saturno), más fuerte será el impacto (Plutón)
Así, todos lo viviremos intensamente, pero especialmente quienes tengan Sol, Ascendente o Planetas en los signos Cardinales, es decir, Capriconio, Cáncer, Aries, Libra. Me enteré recién hoy, que el príncipe Harry, -digno hijo de Diana-, ascendente en Capricornio, ha tomado la decisión de renunciar de la corona. Escribí sobre su matrimonio, el 20 de mayo del 2018, en mi Instagram, comentando sobre los aires frescos que arremolinaban, ya en ese momento, los cimientos de la tradición, cuál rayo uraniano en Tauro, cuál bomba plutoniana en Capricornio…

Mañana lunes, seguimos bajo la influencia de la gran conjunción, unida al Sol, y Venus dejará los libertarios aires acuarianos, y entrará en las dulces y románticas aguas de Piscis, donde se siente muy cómoda, es más, está exaltada allí. Valoraremos nuestros sueños, nuestro inconsciente, nuestra creatividad, y nuestra más alta espiritualidad, conectándonos con el “yo soy otro tú”.

El martes, seguiremos con la Luna en Virgo, que piensa mucho, y que hará una oposición con Neptuno, que se disuelve mucho; entonces podríamos sentirnos desorientados, pero es algo que pasará rápido. Tranquilidad que si no entendemos todo, no pasa nada.

El miércoles, la Luna entrará en Libra, que regida por Venus, hará sextil a Urano en Tauro, que también regido por Venus, dará un día de ultra armonía, belleza y placer.

El jueves, Mercurio saldrá del serio y maduro Capricornio y entrará en el inteligentísimo Acuario. ¡Alto voltaje! pues Mercurio, como sabemos, también está exaltado en Acuario. Las comunicaciones serán más atrevidas, originales, creativas, diferentes, abiertas.

Ojo, el viernes, en que Mercurio ya en Acuario, hará cuadratura con Urano en Tauro, y puede haber ahí, impaciencia, inquietud, discusiones, sorpresas, corte en las comunicaciones, las redes, los computadores, los celulares. No es buen día para acuerdos ni para tomar decisiones.

El sábado y el domingo con la intensa Luna en Escorpio, podremos apasionarnos.

Aprovechemos este veranito de San Juan, que a mediados de marzo, el cielo se pondrá muy intenso. Hablaremos oportunamente de ello. Por ahora, buena semana para todos.