¿Qué tal gente? ¿Pudieron descansar este finde largo?  Muchos me han escrito manifestando estar muy agotados. Otros, preguntando por el informe del domingo.  Gracias siempre por estar ahí.

Nos queda el último tramo del año , y cómo dijimos en reiteradas oportunidades, octubre y noviembre serían meses muy desafiantes.

 

Con el eclipse de Sol que recién pasó, algunos han tenido la sensación de que “les han quitado algo”, una situación, un vínculo que teníamos miedo de soltar, pero todo es, para nuestro más alto bien.

Júpiter ha vuelto a Piscis y Mercurio ha ingresado a Escorpio; mucha agua nos está invitando a limpiar… a seguir descubriendo verdades…nuevas versiones de nosotros, en un nuevo renacimiento.

El domingo, Marte en Géminis, ha comenzado su retrogradación. Esto podría traer baja energía y/o  frustración porque vamos a querer hacer y no podremos, entonces, el llamado es a bajar un cambio.

Vamos camino a otro eclipse, esta vez, lunar, que se conformará el día 8. Un eclipse total de nodo norte; un eclipse incómodo que movilizará temas de autoestima, valores, nuevos recursos, dineros.

El Sol, el nodo sur, Venus y Mercurio en Escorpio, se encaminan hacia allí, para enfrentarse a la Luna en Tauro, conjunta al nodo norte y a Urano.

Todo en plena tensión a Saturno. Días tensos. A nivel global y personal nos enfrentaremos con aquello que tenemos miedo a perder. Vamos a confiar. Nos daremos cuenta que aquello a lo que nos aferramos, no tiene tanto valor. Porque se abrirán nuevas valoraciones.

Estamos transformando la piel, y para ello siempre viene bien un poco de pausa. Volvamos a nuestro centro, pongámonos como prioridad número uno.

Seguimos haciendo Astrología para todos. Buena semana.