¿Qué tal cómo andan? Esta semana que viene, inician nuevos comienzos, con muy poquitos tránsitos, como si el cielo quisiera subrayar que pongamos toda la atención en la Luna Nueva que se dará el próximo miércoles, en el grado 18 de Tauro.

Luna de tierra, inicio de una nueva estabilidad, de un anhelo de bienestar (bien – estar: estar bien), en nuestro cuerpo y en nuestros vínculos. Deseamos que nuestros vínculos funcionen, pudiendo habilitar el goce, el placer, Venus como regente mediante.

Momento de sembrar una semilla y preguntarnos: ¿Qué es eso valioso que tenemos? ¿Qué valoramos hoy que antes no valoramos? ¿Dónde y con quién queremos invertir nuestra energía? ¿tenemos retorno de esa inversión o siempre damos y no recibimos? En lo colectivo, ¿contribuímos al cuidado de nuestra casa, la naturaleza, el planeta Tierra?

 

Conjunta a Urano en Tauro, esta lunación traerá anhelos de sembrar algo distinto en nuestras vidas, o de responder de maneras distintas a lo de siempre. Esto, a nivel colectivo podría traer grandes movimientos en la tierra, naturales, en el clima, con tormentas o sequías, sismos, y también estallidos sociales porque la conjunción Júpiter Urano sigue activa.

Y Júpiter se está yendo de Tauro…pronto entrará en Géminis, y nos daremos cuenta del regalo que nos dejó.

Esta luna le hará también un sextil a Saturno en Piscis, para estabilizar y poner responsabilidad a la autovaloración, a nuestras relaciones, a nuestras inversiones, a nuestros proyectos, para hacer realidad nuestros sueños. ¡Marte en Aries va por ellos!

Como saben, no siempre recomiendo hacer rituales, pero en esta Luna sí. Bendigamos este momento de gran expansión de conciencia. Yo elegiría el día 9 para hacer un ritual de abundancia.

¿Qué elegiremos sembrar? Honremos esas semillas haciéndolas crecer, para ponerlas luego, al servicio del colectivo. 

Feliz Luna Nueva y feliz semana para todos quienes leen.

Seguimos haciendo Astrología para todos.
Soy @monica.de.simone de @sagradolocotidiano
Gracias por estar ahí.