rawpixel / Pixabay

Esta semana nos abrimos a relaciones y entornos nuevos.

Ya con la Luna Nueva en Géminis, y todavía atravesando un trígono de Venus en Tauro, con Saturno y Plutón en Capricornio, un trígono de tierra, que tiene que ver con el merecimiento y con aquello a lo que le damos valor, podemos preguntarnos : ¿Hemos hecho valer nuestro deseo?

La Luna Nueva en Géminis nos invita a ser sinceros con nosotros mismos, ¿Cómo nos hablamos? ¿Amorosamente o duramente?¿Qué nos decimos? ¿ La verdad?

Esta Luna propiciará renovación en las relaciones, la comunicación, los cursos. Es un muy buen momento para entrar en contacto con nuevos conocimientos y aprendizajes, y también revisar qué tipo de información estamos dejando entrar a nuestras vidas. ¿Nos nutre o nos drena?

Como esta lunación ocurrirá en oposición a Júpiter en Sagitario, es una muy buena oportunidad para abrir la mente, tomar un nuevo curso, aprender un idioma, escribir un libro, así como relacionarnos con gente nueva.

Marte, que está en Cáncer, muy pronto tocará el nodo norte, – el punto evolutivo-, y entonces podremos autoafirmarnos en temas de familia, hogar, o en esos lugares donde nos sentimos como en casa. Muy favorable para revisar temas pendientes con la madre y/o asuntos de mudanza.

En estos días, Mercurio saldrá de su domicilio (Géminis) y entrará en Cáncer, entonces el diálogo, tanto interno como externo, será relacionado a temas emocionales, del pasado, que ojalá revisitemos, no para quedarnos en el sufrimiento, sino para sanarlo y resignificarlo. Más aún cuando Cáncer cuadrará a Quirón, pudiendo resurgir conversaciones de temas que nos duelan, reabriendo heridas.

Vamos por vínculos verdaderos desde el balsámico amor propio.

Buena semana para todos.