¡Último día de verano!
Y aunque el Sol entra en Aries, mañana lunes 20, dando paso a un nuevo año astrológico, ayer, junto a la comunidad Somos Uno, celebramos un ritual de Equinoccio de Otoño, en los bellos jardines del café Rita Roux, en el cual tuve el honor de montar y custodiar la energía de la mesa del Mago. ¡Estamos tan contentos! Todos en resonancia con esa unidad esencial.                         
 
Vamos hacia un nuevo paradigma, transformando la realidad. Todos hacemos magia, todos los días de nuestra vida, pero más todavía, cuando el Sol entra en Aries, y con su energía cardinal de fuego, nos invita a conectarnos con esa chispa divina que vive en cada uno, para iniciar algún nuevo proyecto, o arriesgarnos en algo que nos apasione.  
 
La temporada Aries, nos propone conectar con nuestro coraje interior, e ir a por ello que queremos, sin dubitación. 
 

A pocas horas del Equinoccio, Sol en Aries (la puerta de Aries), se formará la Luna Nueva en Aries, subrayando todavía más el inicio de una energía nueva, que propone nuevas visiones y nuevos caminos; ¡Júpiter también está en Aries!

 

El Sol, en sextil a Plutón, que está a punto de entrar en Acuario (el jueves), conectará la individualidad marciana con la colectividad uraniana, para iniciar juntos, para interactuar con otros, como cantábamos ayer, inspirados por Yakzan, guiados por Gonzalo Pérez y Elia Parada. ” A ti te di, de tí recibí, juntos construimos, así vivimos”. 
 
A su vez, el Sol, en sanguchito, entre Neptuno y Mercurio, nos invita a comunicar nuestros sueños y ponerlos en acción.
 
Marte, que se está yendo de Géminis para entrar a Cáncer, hace cuadratura al Sol y a Mercurio, activando todavía más esta energía. La sombra de este aspecto, ya lo hemos comentado, tiene que ver con nuestra impaciencia, con cómo nos comunicamos, con accidentes de tránsito, robos y estafas. Atención a no generar  palabras hirientes, conflictos, tensión, y más mentiras de las que nos cuentan, los ya mentirosos medios. 
 
El jueves, tendremos el momento más importante de la semana y del siglo. Plutón, el señor de las grandes transformaciones, entrará en el fraternal, libertario e igualitario Acuario. Esto no sucedía desde hace más de 240 años. Y aunque tendrá varias entradas y salidas, volviendo a Capricornio, antes de la entrada definitiva,  a fines del 2024, ya podemos considerar que el Hades está en la energía del aguador. Así, nos preparamos para alguna destrucción inesperada, que pulverice lo viejo, para que emerja  lo nuevo, dentro de los próximos 20 años. (Sin ir demasiado lejos, la ya famosa inteligencia artificial es puro Plutón en Acuario). Son probables nuevos estallidos sociales que traigan la nueva conciencia del colectivo ; ¿ya les conté que el cielo se configura muy parecido a la Revolución Francesa, verdad?

Cuando, el próximo sábado, Marte entre a Cáncer, vendrán nuevos proyectos para maternar, nuevos movimientos colectivos donde nos sintamos seguros, que sellen cada vez más nuestras ganas de avanzar, en unión con la familia álmica. 

 

Seguimos haciendo Astrología para todos. Gracias por estar ahí y buena semana.