Se viene mucha energía escorpiónica, con el Sol y Marte ya en Escorpio, a quienes se sumarán, esta semana, la Luna Nueva y Mercurio. Y estamos también, con muchos planetas en signos fijos. En castellano, se viene un mes con intensas transformaciones, tensiones, deconstrucciones, pulverizaciones, develaciones. Será movilizante para todos, pero especialmente para aquellos que tengan planetas en signos fijos; Tauro, Escorpio, Leo, Acuario.


Y esto irá creciendo, para tener quizás un cúlmine, en el eclipse del 19, con la Luna Llena en Tauro. Pero ya hablaremos, más adelante, de eso. 
Podríamos esperar fuertes movimiento telúricos, apagones, incendios, explosiones, problemas con la internet.

Plutón, regente de Escorpio, es el gran pulverizador y el signo del Ave Fénix. Destruye lo que ya no sirve, para volver a construir. Muere, para renacer. Y en eso deberíamos poner nuestra energía.

Lunes y Martes tendremos a Mercurio en Libra en cuadratura a Plutón en Capricornio; quizás haya que estar atentos a negociaciones y sociedades, para ir por caminos más genuinos, haciendo revisiones y pudiendo llegar a conclusiones. El martes, especialmente, será bueno para comunicaciones, lanzamientos, presentaciones,  conversaciones, mudanzas.

EL jueves tendremos la Luna Nueva en Escorpio, y esta energía de inicio, trae una gran oportunidad para dejar atrás los miedos, los traumas del pasado, liberarnos, e iniciar nuevas etapas. Máxime con Marte, en la configuración, en cuadratura a Saturno en Acuario, y en oposición a Urano en Tauro. Aparecerán cambios, pues iluminaremos de alguna manera nuestra sombra, aquellos temas de relaciones y recursos (externos o internos), que estaban bajo la alfombra, e iremos, intensamente, por algo nuevo.

Esta lunación anticipará, que los ejes nodales están por cambiar; en el 2022, pasarán de Géminis (Norte) y Sagitario (Sur), a Tauro (Norte) Escorpio( Sur), marcando el rumbo para toda la humanidad. Se vienen cambios en relación a aquello a lo que damos valor, a cómo y cuáles serán los recursos, la economía, nuestras posesiones, el planeta, el cambio climático, la madre Tierra. 
Y la tendencia a la intensidad se acentuará, pues vienen los eclipses en Tauro y Escorpio.

El viernes Venus entrará en Capricornio, y Mercurio pasará a Escorpio, conformando un stellium allí. Entonces, esa Venus Sagitariana exploradora, que cree en ciertas relaciones, personas, aprendizajes, proyectos que la enciendan, ahora se pondrá un poco más seria, trazando metas a largo plazo, y queriendo concretar. Irá y trabajará por su deseo. Por su parte, el mensajero alado, mirará en profundidad lo está medio oculto, pudiendo llegar a tener pensamientos obsesivos, como a veces nos pasa a quienes tenemos el aspecto natal y nos dedicamos a estos temas. En el peor de los casos, Mercurio en Escorpio, no querrá mirar y escogerá disociarse del dolor (mal negocio, pues tarde o temprano tendrá que ver). Huelga decir que es un momento estupendo para cualquier tipo de terapias. 

Hacia el finde, Mercurio y Venus, en sextil,  nos invitarán a hablar en las relaciones, de lo que nos une, de lo que nos separa, de lo que nos gusta, de lo que no, de nuestros miedos, en los vínculos.

Enfilamos ya hacia fin de año y se vienen los últimos cursos 2021 de nuestra Escuela Haciendo Sagrado lo Cotidiano: Mitología Nórdica y Runas, Mujeres Gran-diosas, Análisis Interpretativo de Carta Natal.

Seguimos haciendo Astrología para todos. Gracias por estar ahí.