Esta semana tenemos varios planetas cambiando de signo, y la Luna, irá activando su recorrido.

Con el Sol en Cáncer y la Luna en Aries, a punto de pasar a Cáncer, activando a Mercurio y a Plutón, las emociones andan revueltas, y hay que tener cuidado con lo que decimos, toda esta semana.

El tema del autocuidado, es primordial en la temporada Cáncer. Debemos aprender a maternarnos, y al respecto,  mañana lunes, con Marte saliendo de Leo y entrando en Virgo, se nos pedirá que nuestras acciones y nuestra autoafirmación, nuestra valía personal,  se vuelvan prácticas y organizadas . Será importante entonces, priorizar la agenda, hacer ajustes, decidir con qué seguimos, con qué no, poniendo sanos límites en pos del amor propio, administrando nuestra energía de manera eficiente. (¿Qué o quién me nutre con su energía; qué o quién me la drena?) 

Es un momento excelente también para cambiar hábitos, o reforzar los que ya tenemos con mucha voluntad. Cuidar la salud, la alimentación, la actividad física, las horas de sueño. El trabajo y el cotidiano, consolidando el día a día. 
 
Saturno en Piscis, haciendo oposición a Marte en Virgo, nos indicará apostar por la disciplina, en estos nuevos inicios. Sosteniendo y trabajando en el tiempo, nuestros sueños, a través de nuestras acciones. (En este sentido pueden presentarse dificultades y trabas, porque el guerrero lo quiere todo ya, y el señor de las pruebas, le dirá todo a su tiempo; tendremos que entender que lo importante se toma su tiempo)
El martes, Mercurio, saldrá de Cáncer y pasará a Leo, estimulando la comunicación desde el punto de vista creativo y con nuestro poder personal, expresando nuestro brillo interior. Muy bueno para charlas, conferencias, lanzamientos.
Pero opuesto a Plutón, también activará una comunicación pesada, mordaz, sin filtro, que querrá indagar, escudriñar, y nos costará no ser reactivos o hablar de modo hiriente, ojo ahí. Puede salir mucha información oculta, a la luz. En temas colectivos podríamos tener noticias relacionadas a la economía mundial, o a algún tema que haya estado oculto y salga a flote. 
Hacia el finde se conformará la Luna nueva en el grado 25 de Cáncer, que traerá nuevos comienzos en el ámbito del hogar, de la familia, de la historia, de las raíces, en nuestra conexión con los ancestros. 
 

El regente de esta Luna, es la misma Luna. Es decir, nos moveremos en el reino del agua, de las emociones, asociadas a la nutrición (o desnutrición), al hogar, a la intuición.

En aspecto tenso, la Luna en Cáncer, opuesta a Plutón en Capricornio, hablará de finales, de que algo va a morir. Tendremos que dejar algún patrón que ya no nos sirve, y este dejar atrás, por supuesto puede traer incomodidad, pero es desde allí que se producirán los cambios.  (Y ojo que este viejo modelo, también está caducando y transformándose en lo social; el status quo de “hacerlo como siempre se ha hecho”,morirá)
En sextil a Urano en Tauro, nos invitará a ir por lo diferente, por lo nuevo, por aquello que quizás nunca nos atrevimos a transitar, para escribir una nueva historia, desde lo que somos hoy. 
 
En trígono a Neptuno en Piscis, potenciará muchísimo la aceptación, y las nueva intuiciones. Atentos a los sueños.
 
La Luna también cuadrará a los Nodos, que cambian de posición cada año y medio, y muy pronto, saldrán del eje Tauro (Norte)- Escorpio (Sur) y entrarán en Aries (Norte) y Libra (Sur), el eje de las relaciones. Ya hablaremos la próxima semana sobre ello.
 
Escuchemos nuestras emociones, y sepamos que no somos nuestras emociones. Podríamos sentir miedo, o desolación. Pero no somos miedo ni desolación. Busquemos momentos de limpieza y liberación emocional, con un baño de tina, un Reiki, un Tarot consciente.
 
Seguimos haciendo Astrología para todos. Gracias por estar ahí y construir comunidad.