ROverhate / Pixabay

Portal de Equinoccio, y en Haciendo Sagrado lo Cotidiano, al sur del mundo y con Júpiter y Saturno directo, acabamos de materializar un íntimo ritual de agradecimiento, despidiendo el invierno y dando la bienvenida a la primavera, celebrando la danza entre el Sagrado Femenino y el Sagrado Masculino. Tiempos de Libra.

Venus y Mercurio, ya hace varios días en el signo de la balanza, y hoy, que se ha sumado el Sol, la conciencia, para activar nuestra comprensión de que la vida es con un otro, de que la vida es vínculo. (¡Felicidades a todos los sociables, diplomáticos, conciliadores, amantes de la armonía, idealistas, artistas e indecisos librianos!)

Continuamos con la cuadratura Mercurio y Venus en Libra, con Plutón y Saturno en Capricornio; de verdad queremos un cambio en nuestras relaciones, y tendremos que ir por ello. Se trata de madurar nuestros vínculos.

Vincularse es negociar, es decir, defender nuestro deseo, pero sin dejar de escuchar el deseo del otro, y puede que eso, estos días nos cueste. La Luna en Cáncer, apegada al pasado y a lo que conoce, opuesta también a Plutón y Saturno en Capricornio, añadirá tensión. Paciencia que estos puntos evolutivos son parte del camino. Tratemos de mantenernos neutrales.

El sábado tendremos la Luna Nueva en Libra, buen momento para plantar semillas en torno a la relación más importante, al primer amor, al que tengo conmigo misma (o), y luego, entonces, y solo entonces, al que tengo con el otro (a). Esta lunación se dará en oposición exacta a Quirón en Aries, subrayando lo que ya sabemos por experiencia: cuando nos relacionamos, lo hacemos también con la herida del otro.

¡Vamos a sembrar de todas maneras en medio de tantos contactos tensos!

Seguimos haciendo Astrología para todos. Buena semana.